Zara ya está en la red. Ya casi no es noticia porque hace tiempo que lo estábamos esperando. Además se me han adelantado los compañeros de Revisión Interior comentando su estreno online.

A mi me gustaría comentar algo más y es el efecto Zara en el retail. Hace ya tiempo que su manera de vender ha influido en los clientes acostumbrándolos al casi «autoservicio» de moda y seguramente el canal online se sumará a esta tendencia.  Pero no solo han tenido un gran impacto en los clientes, sino precisamente en otros retailers.

La frase «queremos ser como Zara» forma parte del briefing habitual. Y no es malo pretender hacer competencia al gigante. Pero nadie debería engañarse, es imposible ser como Zara. Por varias razones y entre ellas:  sus ubicaciones, tamaño de locales y la espectacular gestión de género.

Ahora en el mundo online es posible acercarse un poco más, aunque la tienda de Zara está muy reforzada por su marca y su red de establecimientos. Por lo menos ahora todo el mundo por fin se acordará que internet es un canal de venta muy válido y cada vez más imprescindible. Por ello: ¡Gracias Zara!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Share