Vivimos tan sumergidos en nuestro mundo, que a veces se nos escapan cosas lógicas y evidentes, y cuando por fin las vemos, no nos explicamos cómo demonios no se nos había ocurrido antes. Hoy me ha pasado una de esas cosas leyendo el prólogo del libro de Eduard Punset: Excusas para no pensar.

Como es su costumbre, Punset va ligando cosas que de entrada nada tienen que ver y las va entretejiendo y estableciendo nuevas relaciones para sorprendernos y abrir nuevos caminos entre nuestras neuronas y las suyas. Así entre líneas he leído:

Nadie puede pretender sustentar la armonía en la pareja, reformar el sistema educativo y gestionar el mundo de las empresas sin conciliar entretenimiento y conocimiento.

Y de repente mis neuronas relacionaron esa frase con el hecho de que las escuelas cada vez más enseñan a través del juego, que en Google o en Zappos, empresa de la que hablé hace poco, se consigue mayor productividad porque tienen espacios para entretenerse, descansar y ser creativos. Y luego mi neurona retail, esa que no descansa pero está muy metida en su sector por fin despertó y dijo: ¡Eureka!

Lo que está sucediendo en el retail, en realidad es reflejo de una revolución mucho mayor.  Y es que la gente simplemente ha decidido que la Edad Media acabó hace tiempo y ahora quiere pasárselo bien siempre, entretenerse. Entretenerse estudiando, entretenerse trabajando, entretenerse criando hijos, entretenerse en pareja, entretenerse en la vejez y entretenerse en las TIENDAS.

Sí queridos amigos retailers, lo de mejorar la experiencia de compra y entretener al cliente estaba cantado. ¿Pero es que sigue habiendo tiendas en las que comprar no es un entretenimiento? También en el retail es urgente conciliar comprar y entretener.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
más