El otro día asistí a un debate organizado por ACTM (Clúster textil de moda de Catalunya) en el 080 Barcelona Fashion.080-barcelona-fashion

Se presentó el informe emitido por Acotex: El Comercio textil en cifras.  Los datos confirman que las ventas bajaron hasta los 16.997 millones de euros, así como el número de puntos de venta y el número de empleados durante el 2012. Lo interesante de hecho no fueron las cifras, sino el debate posterior entre profesionales del sector como: Borja Oria de Acotex, David García Uslé de ACTM Francisco Algás Martínez de Bóboli, Alfredo Martín de Amicca y Santiago Sánchez de Etailers.

Acotex

Entre los diferentes temas muy pronto salió a relucir la importante bajada del porcentaje de tiendas multimarca que se puede observar en el gráfico. Nada nuevo tampoco, ya que es una realidad desde los años 90, aunque solo recientemente ha pasado a estar en el tercer puesto, superando ya solamente el formato outlet que ha vivido un crecimiento que sigue o se mantiene entorno al 14% y a los grandes almacenes que están perdiendo cuota.

Ante esta realidad, Alfredo Martín invitó al formato multimarca a tener una relación más estrecha y mejor con los fabricantes y las marcas para parecerse más a un retailer vertical. “Quien mejor que una marca con 100 tiendas para saber surtir tu tienda multimarca” decía Alfredo. Su receta: que se conviertan en shop in shops de las marcas y dejen que las marcas les guíen en el surtido y provisión, porque son las expertas. El proyecto de Amicca, Moom, además de  otras ventajas, es un proyecto que se está planteando con estas premisas.

Yo ya había oído a Alfredo Martín en otras ocasiones explicar esta posibilidad que aún suena un tanto extrema y hasta peligrosa. ¿Cómo vamos a darle tanto poder al proveedor, ese enemigo del retailer? Y ha hecho falta que lo escuchara en este ambiente de debate entre profesionales para darme cuenta de que se trata de una tendencia que no solo se está dando en moda, sino a todos los niveles de retail. Hace mucho que os hablé del shopper marketing, ese marketing de marcas fabricantes que deja de preocuparse solo por lo que se consume y empieza a preocuparse por cómo se compra y cómo se decide la compra. Los fabricantes por lo tanto, este movimiento de acercamiento ya lo tenían claro desde hace tiempo. Tanto que muchos se aventuran a abrir su propio canal retail para saber más sobre la compra.

Ahora creo que es hora de que los retailers empiecen a contar con los fabricantes. No como en muchos sectores para que les llenen las tiendas de sus expositores, sus displays y sus estrategias de fabricante. Sino para trazar estrategias comunes, para ser más competitivos, para sacar provecho de su experiencia con el producto en una relación de confianza y colaboración, en la que lo que no se vende es perjudicial para los dos y cuando sí vendemos, ganamos todos. No sé cómo se debería llamar este movimiento, tal vez supplier marketing o algo más “mercadoniano” , pero el mercado nos está empujando a probarlo. Es una de esas fórmulas que no se darían en tiempos de bonanzas, pero que en tiempos duros que obligan a máxima creatividad, cooperación y simplificación, puede ser una fórmula de éxito.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Share